domingo, 1 de febrero de 2015

Como cuidar...

 ... la piel y el pelo en invierno

Parece que durante el verano nos preocupamos más por nuestra piel y nuestro cabello, pero el invierno puede ser más peligroso para ambos. El frío puede causar una deshidratación profunda y los cambios de temperatura y humedad tampoco nos ayudan, hay que protegerse no sólo para mantener un rostro más joven y un pelo mas bonito, sino también por salud. 
CÓMO COMBATIR LOS EFECTOS DEL FRIO EN LA PIEL

1. Mantén tu piel hidratada con una buena crema hidratante que contenga componentes humectantes, para que atraigan el agua dentro de la piel, y  con efecto oclusivo, que sirven de barrera, para impedir la pérdida de agua epidérmica.
2. Si tienes la piel sensible o reactiva es muy fácil que en invierno aparezcan rojeces y picores, hidrátala con productos adecuados, la avena, con complejos calmantes y descongestionantes, es un extracto rico en oligómeros que actúa sobre la reactividad cutánea y es muy recomendada para combatir rojeces.
3. Utiliza cremas con filtro solar. El sol sigue siendo agresivo, aunque no lo veamos tanto como en verano, si realizas deportes de invierno, y como sobre todo en el día a día.
4. Protege los labios, sufren mucho los cambios de temperatura y la sequedad, pueden agrietarse con facilidad.
5. Evitar los cambios bruscos de temperatura, como los causados por la calefacción o el agua de la ducha, aumenta la posibilidad de aparición de vasos dilatados con rojeces. Un exceso de calefacción puede provocar, además de piel seca, también sequedad en las mucosas, que son la primera barrera de protección contra las infecciones. Lo ideal es mantener una temperatura entre 20-21 grados, con una humedad relativa del 40 al 70%.
6. Lava la piel y desmaquíllate, mañana y noche, con productos lo más hidratantes posible y que sean suaves para que no aumenten la agresión diaria que el frío ocasiona.
7. Añadir a tu dieta vitaminas antioxidantes del grupo A, B, C y E

El frío no es malo para todo, esta es la mejor época para someterse a tratamiento de rejuvenecimiento, tipo peeling o láser.

Lo de la piel lo tenemos bastante asumido todas, pero a veces en invierno nos olvidamos del cabello que también puede dañarse a causa del frío, la humedad y la falta de sol lo pueden volver opaco, sin volumen y brillo, haciendo que se caiga con mayor facilidad.

CONSEJOS PARA CUIDAR TU CABELLO EN INVIERNO 

1. De nuevo lo más importante es la hidratación ya que el aire, la lluvia y la nieve provocan daños en nuestro cabello. La forma de evitarlo es hacer que la hidratación sea un paso imprescindible en tu rutina de belleza a base de mascarillas, serum y aceites capilares. Solemos pensar que en verano es cuando más debemos luchar contra la sequedad, pero no es así. Cuando expones tu cabello al calor y a la luz solar en verano, tu cuerpo transpira y tus glándulas sebáceas trabajan más de la cuenta para lubricar y mantener el pelo hidratado. En invierno, pasamos de un ambiente exterior frío y húmedo a otro con calefacción en donde el aire ha sido despojado de toda su humedad.
2. Utiliza productos adecuado a tu tipo de cabello, si usamos los incorrectos estaremos dañándolo. Para cabellos resecos es recomendable usar productos anticaída con aceites hidratantes. No es recomendable lavarlo a diario, debemos permitir que los aceites naturales del cuero cabelludo actúen sobre el pelo y más en invierno.
3. No salgas a la calle con el pelo mojado, además de poder pillar un resfriado (#momentomadre) el pelo húmedo expuesto a bajas temperaturas puede congelarse. Los cabellos especialmente porosos absorben la humedad y se expanden haciendo que el cabello se congele muy fácilmente y se dañe, por eso nunca te olvides de secarlo con cuidado antes de salir de casa.
4. Tan malo es salir a la calle con el pelo mojado con bajas temperaturas como abusar de secadores, planchas y tenacillas. En invierno es casi imprescindible el secador, pero hay que usarlo con moderación, seca tu pelo antes con toalla para reducir el tiempo de secado y así el riesgo de daños. También puedes usar productos con protección térmica.
5. Sufrimos caída de cabello con los cambios de estación, si notas que se cae en exceso utiliza champú anticaída durante un tiempo, así como ampollas y complementos alimenticios reforzantes para evitar la caída.
6. Utiliza una vez a la semana una mascarilla hidratante y nutritiva en tu pelo, la mejor manera de hacerlo es aplicándola y tapando el cabello con un gorro de baño durante 10 minutos.
 

Al igual que ocurre con la piel, el invierno es el mejor momento para realizarse tratamientos capilares. Los tratamientos de keratina son los mas recomendables ya que nutren el cabello, le aportan un extra de brillo y sellan las cutículas. 
También es una buena época para darnos un buen corte así nos deshacemos de los estragos que el verano causó en nuestro cabello y mantenemos las puntas perfectas que, con la humedad y las herramientas de calor, tenderán a abrirse aún más en invierno.
Si queréis saber más os recomiendo que veáis este artículo de los consejos de cuidados del cabello de la revista Próxima a ti.


2 comentarios:

  1. yo en invierno siempre debo cambiar mi hidratante de dia por la mañana porque mi piel se vuelve hipersensible al frío y tengo rojeces y molestias. Así que este es mi cambio fundamental que veo que ya has comentado. Ah! y la crema solar porque el sol de invierno, muy potente y reflectante, es veneno.

    un saludo guapa

    ResponderEliminar

¡¡Muchas gracias por opinar!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...