lunes, 26 de septiembre de 2016

Mis 3 productos preferidos de...

... Shiseido

Hoy os quiero hablar de los productos de Shiseido que más me han gustado hasta el momento; Eudermine, Ibuki Refining Moisturizer y el fondo de maquillaje Synchro Skin

lunes, 19 de septiembre de 2016

Primer aniversario...

... #19sep2015

Después de un largo parón vacacional, retomamos el blog y las publicaciones, ya os iré contando los motivos de este largo parón, ya que además de por las vacaciones se ha extendido algo más de lo que tenía planeado… pero ya estamos de vuelta y con un post especial.
He tardado mucho en hacer este post… un año concretamente… Y he de confesar que más que para compartirlo con todas vosotras lo hago por mí, por tener todos los detalles presentes en algún lugar, para que dentro de unos años no olvide cada cosa que ocurrió aquel día tan bonito de nuestras vidas…
Empezamos por el principio… Carlos pasó la noche en nuestra casa y a la mañana siguiente sus hermanos y su madre le ayudaron con los preparativos, cuentan que estaba muuuy nervioso… y yo, conociéndole, me lo creo! ;)
Yo pasé la noche en casa de mis padres y bien prontito la mañana da la boda vinieron dos maquilladoras a arreglarnos a mi madre y a mí, mi padre tuvo menos suerte y fue el mismo el que fue a la peluquería a poderse guapo jejeje… En mitad del proceso de chapa y pintura llego mi ramo y el prendido de mi padre, acompañado de una sorpresa, un precioso ramo que me envió mi amiga Gema y que me encantó. Cuando terminamos  de arreglarnos y me disponía a vestirme aparecieron mis tres damas de honor, mis mejores amigas… esas hermanas que elijes… Su vestido había sido toda una incógnita para mí y sé que les costó ponerse de acuerdo y encontrar algo que se adecuara a las tres pero lo hicieron por mí, sabían que me hacía mucha ilusión, como también me ilusionaba que vinieran esa mañana a acompañarme… de hecho cuando aparecieron en mi casa fue el único momento de todo el día en el que CASI lloro (aun no me creo que no llorara… ) Me ayudaron a vestirme junto con mi madre y se marcharon a la iglesia mientras mi padre y yo ultimábamos detalles y esperábamos a nuestro coche.
Mi vestido era el modelo Ontario de Pronovias, lo tuve claro desde que lo ví en la web, me probé algún otro modelo pero este era mi vestido, no di más vueltas. Desde el primer momento tenía claro que mis zapatos serían azul klein, y cómodos, para poder aguantar todo el día, por eso decidí diseñarlos yo misma en Keli Salo, mi ramo también estaba clarísimo… sencillo, tres hortensias en azul klein unidas por un simple cordel.
El coche era una sorpresa y un regalo para Carlos, pero a mí, que también me encantan los coches, no me costó nada prepararlo. Un impresionante Mustang rojo del 66. Con la empresa tuvimos problemas, no voy a decir el nombre pero no es difícil adivinarlo ya que solo una empresa alquila Mustang vintage en Madrid… mi recomendación, mucho ojo con ellos… siempre hay alguien que hace negocio y se aprovecha, y te pueden estropear o nublar parte de uno de los días más felices de tu vida… pero eso lo vamos a olvidar y nos vamos a quedar con el bonito paseo hasta la iglesia en él…
Llegamos a la iglesia, la Ermita de la Virgen del Puerto, a los pies del Palacio Real junto al rio Manzanares. No conocíamos esta Ermita hasta que nos pusimos a buscar posibles opciones para la celebración y nada más descubrirla nos encantó. Además necesitábamos espacio a la salida para poder hacer el pasillo de sables y no queríamos una iglesia muy grande ya que no teníamos muchos invitados y no queríamos que “se quedara vacía” por lo que cumplía nuestros requisitos. También conocimos al cura y nos pareció un señor muy simpático por lo que estaba decido, ese sería el lugar de nuestra boda.
A mi llegada tenia esperando a mis damas de honor para ayudarme a colocar todo el vestido y el velo y a mi preciosa niña de arras, Marta, que lo hizo fenomenal y estaba guapísima. También me estaban esperando todos los compañeros de Carlos haciendo un pasillo a la entrada de la iglesia que me sorprendió ya que no lo esperaba, pero fue muy bonito.
La canción que elegimos para la entrada era de la BSO de Lost, os dejo un enlace para que podáis escucharla aquí y la lista completa con las canciones que sonaron en la ceremonia aquí.
La misa fue mucho más emotiva de lo que imaginamos y sonaron muchas más canciones conocidas, algunas de ellas BSO terminando con la conocida canción de Pearl Harbor durante las firmas y por último la famosa Marcha Nupcial de Mendelssohn para la salida, donde nos esperaba un precioso pasillo de sables que nos dio algunas de las fotos más bonitas de la boda.
Mientras nuestros invitados se marcharon al lugar donde tendría lugar la comida nosotros fuimos a los cercanos jardines del Campo del Moro, a los pies del Palacio Real, donde nos hicimos algunas foto. Poco después pusimos rumbo en nuestro Mustang (por cierto, acerté de lleno con la sorpresa para Carlos, pero estaba tan nervioso que en un principio no se percató del coche, hasta que se lo dijimos jejeje) al lugar donde nos esperaban nuestros invitados, La Casa Verde. Al igual que ocurrió con la iglesia, fue ver La Casa Verde y decidirnos por ella, nos pareció un lugar especial, ya que se trata de una casa diáfana con una cristalera en el tejado que en su interior alberga un jardín con un pequeño estanque alrededor del cual se disponen las mesas. Fueron amables y pacientes con todas nuestras peticiones y no pudimos quedar más contentos con la elección. Entramos a la casa saludando a nuestros invitados ya sentados en sus mesas mientras sonaba Mi gran noche de Raphael.
Si nada más ver la casa supimos que sería el sitio donde celebraríamos nuestra boda, cuando probamos los diferentes platos que nos facilitaron no nos quedó ninguna duda, fue difícil descartar algunos de ellos pero nuestro menú, al que precedió un coctel, final fue el siguiente:
Terrina de foie con verduras caramelizadas y vinagreta de mostaza
Lomo de corvina asado con patata panadera y aceite de ajo y perejil
Cordero lechal confitado y deshuesado con pimientos dulces y patata
Cremoso de yogur y mascarpone con frambuesas y helado de naranja
Hubo brindis, besos, discursos, abrazos, una tarta de cumpleaños (por si no lo sabéis era mi 33 cumpleaños) y cuando todos terminamos de comer recorrimos las mesas de nuevo hablando con nuestros familiares y amigos sobre cómo habían pasado el día y dándoles un recuerdo de nuestra boda. Teníamos claro una cosa, en la mayoría de las bodas vemos regalitos que se quedan en las mesas y en los mejores casos terminan en algún cajón olvidado de casa… por eso quisimos hacer un regalo solidario. No nos importaría donde terminara su periplo el regalito, pero sabíamos que el dinero invertido en el estaba dedicado a una buena causa. Conocemos desde hace tiempo una asociación de conejitos y pequeños roedores, No soy un juguete, y sabemos de primera mano que hacen una gran labor con estos pequeños animales que tanto nos gustan a Carlos y a mí. Por eso contactamos con ellos y decidimos hacer unos imanes (que ellos suelen vender en su tienda solidaria) pero personalizados con nuestros nombres y la fecha de nuestra boda. Explicamos a nuestros invitados el significado de los regalitos y me alegra descubrir que muchos de ellos están presentes en las neveras de sus casas ^_^.
Teníamos en una mesa un árbol de huellas para que todos los invitados nos dejaran su huella y así tener un recuerdo de todos ellos en un bonito cuadro para nuestra casa, y también un Cofre de Deseos, donde nuestros invitados dejaron mensajes que han permanecido en secreto hasta hoy, un año después cuando los hemos leído juntos y hemos recordado aquel día.
Llegó el momento del baile y elegimos para nuestro primer baile como marido y mujer una canción que nos gusta los dos desde hace mucho tiempo, Something Stupid en la versión de Nicole Kidman y Robie Williams, no teníamos nada preparado simplemente bailamos y disfrutamos del momento. Después se unieron a la fiesta el resto de invitados, al baile, a la barra libre, al photocall, al Candy Bar y la recena… y terminamos el día a las 12 de la madrugada… Nosotros al menos, agotados pero felices, había sido el mejor día de nuestras vidas y había superado nuestras expectativas con creces!!
No os he hablado de nuestro fotógrafo, http://julenreportajesdeboda.es/, como todo en esta boda fue visto y elegido, ¡todo a la primera! Y es que Julen nos encantó desde que le conocimos para que nos contara como trabajaba, y la elección fue buena, lo pasamos muy bien con el haciendo las fotos y nos encantó el resultado.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...